Limpieza síndrome diógenes Horta-Guinardó

¿De qué forma limpiar un piso afectado por sindrome de Diógenes en Horta-Guinardó?

La limpieza del Síndrome de Diógenes y vaciado de pisos es la última consecuencia de un tema dramático del que se ignora generalmente sus causas y en el que se tiende a la exclusión.

En nuestra oferta global de servicios en Higiene Ambiental en EcoServeis Centre Horta-Guinardó disponemos de un servicio de labores de limpieza, vaciado y saneamiento integral de residencias que son o han estado ocupadas por personas afectadas por este síndrome.

En este artículo intentaremos poner un poco de luz sobre este síndrome y los protocolos que empleamos en el momento de abordar la limpieza de los pisos habitados por personas que sufren el Síndrome de Diógenes y también compartiremos ciertas anécdotas que nos hemos encontrado en el vaciado de estos pisos

[thrive_megabutton mt=»PRESUPUESTO INMEDIATO LIMPIEZA SINDROME DIOGENES PARA SU CASA 629 501 941″ color=»red» link=»» target=»_self» align=»full»]

 

Limpieza síndrome diógenes en Horta-Guinardó

¿Qué es el Síndrome de Diógenes?

El Síndrome de Diógenes es un desorden mental cuyas peculiaridades principales son la adquisición de objetos, su acumulación y la incapacidad de desecharlos, lo que causa a los perjudicados inconvenientes de integración en la sociedad, debido a los peligros y perjuicios que pueden causar este comportamiento.

Este trastorno se presenta más generalmente en personas mayores, que presentan un deterioro cognitivo, y suele darse más en mujeres. Estas personas presentan gran dificultad para separarse de los recursos guardados, siendo muy importantes para ellos aunque el resto de personas no podamos comprenderlo.

Conforme un estudio del SAP (Servicio de Apoyo Psicológico a Ancianos Frágiles con Aislamiento Social, en Horta-Guinardó) un 21 por ciento de las personas que atendían presentaban acumulación de objetos en sus domicilios. El perfil de este género de personas apunta a una media de 80 años, la mayoría mujeres (un sesenta y cinco con cuatro por cien ), sin hijos (77 por ciento ) y viven solos (noventa y dos por ciento ). En Catalunya se desconoce una cantidad aproximada de la población perjudicada por el síndrome de Diógenes, aunque podría afectar a un 6 por ciento de los catalanes.

La acumulación compulsiva

Es esencial no confundir este síndrome con el trastorno de acumulación compulsiva, puesto que este último está más relacionado con el Trastorno Obsesivo-Apremiante (TOC). La persona que posee el síndrome no tira ni se separa de nada, incluido basura, desperdicios o bien restos de comida, una actitud relacionada con el deterioro cognitivo. Las personas perjudicadas no tienen conciencia del problema, negándolo si bien se le informe de ello. En este punto es donde reside la diferencia, ya que en el trastorno de acumulación se da una actitud ansiosa o apremiante.

Las personas perjudicadas suelen tener algunos rasgos de la personalidad que se incrementan en más medida con la edad, como la falta de confianza o bien una actitud retraída o suspicaz. Además estas personas experimentan el aislamiento, la carencia de nudos afectivos, la pérdida de reconocimiento social y la laboral o bien la viudedad, lo que pueden asistir a la aparición de la enfermedad, independientemente del nivel socioeconómico de la persona.

¿Cuáles son los riesgos?

En cuanto a las consecuencias de este síndrome se dan malas condiciones de habitabilidad en la vivienda de las personas perjudicadas, ya que pueden caerse debido a los obstáculos derivados de la acumulación de objetos; la causa de problemas de salubridad; o bien la dificultad de emplear el mobiliario, hasta llegar al punto de no poder dormir en cama o bien cocinar en la cocina.

Aparte de manera individual, el síndrome termina afectando a la comunidad de vecinos con riesgos como la posibilidad de aumento de incendios, malos olores o bien posibles plagas de insectos y roedores. Esto empeora la situación produciéndose denuncias a los Servicios Sociales o bien otros organismos.

Protocolo de actuación

En el momento de llevar a cabo la limpieza es necesario trabajar la aceptación de esa limpieza para reducir la experiencia traumática de la persona afectada, puesto que, recordamos, los objetos que para nosotros son basura, para ellos son vistos como tesoros, con lo que se deriva una sensación de que les están tirando cosas valiosas. También, se trata de prevenir que vuelvan a actuar de este modo en el futuro.

Cuando se recibe la petición de limpieza, la primera cosa que se realiza es una visita a la vivienda para determinar el grado de intervención, recogiéndose los datos y cualquier información que ayude a evaluar la manera de actuar en el proceso. En esa visita se contacta con los familiares o bien personas cercanas al enfermo o con los Servicios Municipales de Horta-Guinardó.

[content_container max_width=’750′ align=’left’]

COMPROMISO DE CONFIDENCIALIDAD EN LAS LIMPIEZAS DE DIOGENES

  • Nunca procuramos ni solicitamos ninguna información que no sea imprescindible para nuestro trabajo.
  • No juzgamos los hechos ocurridos ni opinamos sobre el ambiente de trabajo.
  • No difundimos datos ni informaciones relacionados con nuestro trabajo.
  • Nos está terminantemente prohibido la apropiación de cualquier objeto que pueda tener algún valor o no vaya a ser desechado.

[/content_container]

Una vez se procede a la limpieza, se clasifican los bienes presentes en función del volumen que ocupan, el género de material o bien los objetos que pueda recobrar la familia. También se planea la vía de salida de basura (elevador, ventanas o bien balcones), para tratar de eludir realizarla en el interior del edificio, eludiendo afectar lo máximo posible a los vecinos; y se administran los permisos para colocar los contenedores necesarios en la vía pública.

Cuando se han retirado todos y cada uno de los desperdicios, se procede a la administración por la parte de la compañía autorizada y la desinsectación, desratización o bien la limpieza requerida en el espacio, siendo precisa la actuación de personal experto en desinfección ambiental.

Por esta razón EcoServeis Centre Horta-Guinardó posee un departamento especializado para la limpieza del Síndrome de Diógenes, con personal y metodología necesaria para cualquier proceso de saneamiento, con independencia del grado de limpieza. Además disponemos de una sección de Prevención en la que se evalúa el riesgo de la actuación, consciente de la seguridad de las personas de la comunidad de vecinos. ¡No dudes en actuar y avisar a las autoridades si percibes el peligro de acumulación en alguna residencia!

Experiencias de EcoServeis Centre Horta-Guinardó

En lo que se refiere al anecdotario de lo que nos hemos encontrado cuando hacemos limpieza del Síndrome de Diógenes es extenso y variado y si bien a priori podamos esbozar una sonrisa, lo que subyace es un drama tremendo tanto para el propio implicado para sus familiares y vecinos.

Nos hemos encontrado con pisos llenos de envoltorios de chicles, nos comenta Adrià Valls, también otros con cajas de pizzas o cajetillas de tabaco vacías, en este último las cajetas bloqueaban la salida al patio.

Otro piso estaba repleto de latas de cerveza y todo tipo de material electrónico o bien habitaciones en las que se amontonaban periódicos hasta el techo, continua Adrià. “Un momento singularmente frágil fue cuando vaciamos en un piso y nos hallamos con un terrario de arañas roto…¡las arañas podían estar por cualquier sitio!.

También en alguna ocasión nos hemos encontrado con afectados que han vuelto a atestar el piso después de haberlo vaciado y hemos tenido que volver a los tres meses, concluye Adrià.

Como podéis entender los servicios de limpieza del Síndrome de Diógenes en Horta-Guinardó no son plato de gusto, mas sabemos que con nuestro trabajo contribuimos a crear un espacio más limpio y seguro y nos quedamos con el alivio y ánimo que nos transmiten los vecinos al ver de qué manera nos deshacemos de toda la basura del piso

Y es que la convivencia con una persona con Síndrome de Diógenes, así sea en exactamente el mismo domicilio o edificio, supone un grave peligro para la integridad del edificio y un peligro evidente para la salud.